Inicio arrow Cronistas invitados arrow Presentación del libro: Cuando sopla el viento de Socorro Trejo Sirvent.
Presentación del libro: Cuando sopla el viento de Socorro Trejo Sirvent. PDF Imprimir E-Mail
escrito por Marco A. Orozco Zuarth   
miércoles, 30 de septiembre de 2009
ImageCuando sopla el viento

Cuando en Tuxtla, en Chiapas sopla el viento. Sopla bien, sopla fuerte, porque lleva la palabra sabia del viejo. Porque en la piel sentimos la riqueza de las tradiciones, la fuerza de la costumbre, las deleitables leyendas y la grandiosidad del mito.

Mi participación es dar un bosquejo sobre el significado de tradición. Vamos a sus orígenes.
 
Trado, trádere, trádidi, tráditum; este es el verbo del que deriva nuestro concepto de tradición. Completan el campo léxico traditio, traditor y traditus. Compuesto de trans, que significa más allá, de la otra parte, del otro lado, a través de, y do, das, dare, dedi, datum, que significa dar (con todos sus sinónimos). El derivado traditio recoge en latín todos los significados del verbo tradere: acción de entregar, remitir, transmitir; transmisión, enseñanza; relación, relato, doctrina. En el siglo II el gramático Aulo Gelio introduce el significado específico de tradición (implícito en el verbo tradere); en el siglo IV San Agustín da un significado más, que sin duda ganó terreno entre los hablantes, que es el de traición para traditio, obtenido a partir del significado de entregar, abandonar, etc. que es uno de los numerosos significados de tradere. El latín prefiere para este uso el verbo prodere y el sustantivo proditio, pero la realidad es que ambos verbos son intercambiables en buena parte de su significado. Ahora bien, después de este enredo etimológico, qué entendemos llanamente: es tradición todo aquello que una generación hereda de las anteriores y, por estimarlo valioso, lega a las siguientes.
Se considera tradicionales a los valores, creencias, costumbres y formas de expresión artística característicos de una comunidad, en especial a aquéllos que se trasmiten por vía oral. Lo tradicional coincide así, en gran medida, con la cultura y el folclore o "sabiduría popular".
El poeta Vicente Aleixandre destaca esta capacidad creadora de la tradición al escribir en su discurso de recepción del premio Nobel: Tradición y revolución. He ahí dos palabras idénticas.
Entonces, tradición es legado de algo valioso. Es revolución, porque es más que evolución.

Esto es lo que hace Socorro Trejo al compilar poemas que hablan de lo mejor de lo nuestro. En tan variados temas observamos una gran riqueza de poemas dedicados a la identidad.

Sorprende encontrar tantos poemas dedicados a la identidad, pensamos entonces que a los poetas chiapanecos les inspira, no sólo el amor, el desamor, la muerte; sino también el mito, la leyenda y la tradición.

El poeta no escapa
al imaginario colectivo
el poeta es tierra
el poeta es agua
el poeta es aire
            viento



Y yo camino en el aire
porque el viento es camino

Viento del presagio
el viento de Benzulul
        vieeeeeeeento


El poeta escribe versos para aquello que considera valioso en la cultura y quiere transmitir y heredar a otras generaciones. La búsqueda es valiosa, novedosa, pero está ahí, en su entorno, en su familia y en los cuentos del abuelo.

Cuando sopla el viento,
los poetas escriben versos míticos.
Cuando sopla el viento,
 la costumbre aflora  
Cuando sopla el viento,
    el verso recolecta raíces.
Cuando sopla el viento,
recluta el encanto de la leyenda.
Cuando sopla el viento,
levanta la tradición que duerme.

Cuando sopla el viento,
Socorro Trejo, se viste de negro
Cuando sopla el viento,
Socorro ofrece poemas.

Cuando sopla el viento…
            vieeeeeeeeento.
Modificado el ( miércoles, 30 de septiembre de 2009 )
 
< Anterior   Siguiente >