Inicio

Tlayacapan: centro alfarero de Morelos PDF Imprimir E-Mail
escrito por Administrator   
domingo, 26 de octubre de 2008
Image
Tlayacapan forma parte de los 33 municipios con que cuenta el estado de Morelos, colinda con Tepoztlán, Tlalnepantla, Yautepec, Atlatlahuacan, Cuautla y Totolapan.  

La historia considera que los primeros pobladores de  Tlayacapan fueron los Olmecas.  Posteriormente fueron invadidos por tribus xochimilcas quienes prosperaron rápidamente gracias a la técnica utilizada por  ellos,  que es la chinampa, especie de balsa cuadrada anclada con cañas y llena de limo del lago donde las legumbres y flores crecían tres veces al año.   La aplicación de esta técnica impulsó a los xochimilcas  a extenderse al otro lado de la montaña con el objetivo de poder controlar las fértiles tierras  del valle de Amilpas, rico en productos como: el maíz, el algodón, la madera y otros.

Los xochimilcas, establecieron su centro de control precisamente en Tlayacapan,  el cual por su geografía era punto estratégico para el control de sus tierras.
 
En la época prehispánica, la actividad comercial fue muy relevante pues Tlayacapan era punto  o paso obligado del camino de Tenochtitlán a las regiones comerciales del sur.  Así también se convirtió en un importante centro ceremonial  con innumerables oratorios, uno de los cuales se encontró en Tonanzin que en su lengua significa Madre de Dios ó Nuestra Madre el cual se localiza como a dos kilómetros al noroeste de la población así como el gran Teocali en el centro de la misma donde hoy se levanta el ex-convento de San Juan Bautista. 

Image

Junto al templo construyeron el Techan o palacio para los gobernantes en donde hoy se encuentra el Palacio Municipal, en ese lugar y en ese tiempo el mercado se organizaba a la sombra de una Ceiba la cual es conocida popularmente como pochota.

     Durante la época colonial Tlayacapan fue muy reconocida por la fabricación de velas escamadas  y veladoras las cuales eran elaboradas en La Cerería, lugar que en la actualidad ocupa la Casa de la Cultura.

Image

     En este antiguo recinto que ocupa en la actualidad La Casa de la Cultura, podemos apreciar en su interior tres salas de exposición permanente, un aljibe circular  en donde se recolectaba el agua de las lluvias  y una muestra de los hornos utilizados para la fabricación de las velas, el edificio consta de un hermoso pórtico de acceso  y de ahí se accede al museo con nuestras de la cultura morelense incluyendo diversas disciplinas  de la cultura: danzas, música, gastronomía, alfarería, etc.

Image    

      El trazado urbano de Tlayacapan coincide con los cuatro puntos cardinales que rematan con una capilla que precisamente dan nombre a las cuatro secciones en las que se divide el pueblo: Santa Ana al norte, La Exaltación al sur, Santiago al este y El Rosario al oeste.  En el centro encontramos una gran plaza flanqueada por un atrio y el convento dedicado a San Juan Bautista.  

        La construcción del convento de San Juan Bautista fue iniciada en 1534, por la orden de Los Agustinos y terminada 40 años después.

        Cabe hacer mención que el conjunto del Ex-convento de San Juan Bautista  forma parte del Patrimonio cultural de la humanidad decretado por la UNESCO.

Image

      Asimismo Tlayacapan, es uno de los más tradicionales pueblos de Morelos, dedicada la población en gran medida a la elaboración de las artesanías que dan color e identidad a esta región,  “las manos mágicas de los artesanos morelenses crean verdaderas obras de arte” comenta la Dra. Barbosa, de la facultad de las Artes de Morelos.

Estas obras de arte son elaboradas en diferentes materiales dentro de todo el estado.  En Tlayacapan principalmente la artesanía es elaborada en barro.

Image

 Dentro de la cerámica de barro encontramos también: Macetas, figuras de ángeles, soles, lunas y de animales, ollas de todos tamaños. alcancías, cazuelas, comales,  molcajetes, jarros, braceros  y muy apreciada también la elaboración de vajillas de barro vidriado usando para ello hornos de alta temperatura para lograr ese terminado tan especial.

Me es grato mencionar en este punto a un personaje que ha recibido varios premios dentro de la rama de la alfarería; me refiero a la artesana Modesta Santa María, la cual de sus manos mágicas brotan esas “ollas moleras” que la caracterizan y muchas de sus obras han sido expuestas a nivel mundial.

La inspiración para hacer esta semblanza de Tlayacapan fue la artesanía.  La artesanía es la expresión tradicional de todo pueblo y en México se da a lo largo y ancho de nuestro país y me congratulo en unirme también a este esfuerzo de los artesanos ya que como pintora también soy artesana y he traído  para ustedes las presentes obras de mi autoría que he elaborado especialmente para este evento luchando como todo artesano de expresar su arte y sobrevivir esperando que una obra que nace de las manos
de cada  artesano, sea vista como lo que son: Expresión de arte, de amor y fidelidad al don otorgado.

Image

Me uno también con estas obras   a todos los artesanos de Morelos, ya que todos luchan con tan noble oficio que brota de sus manos, muchas de ellos mujeres y hombres ancianos que se niegan a dejar morir la tradición.

Estas obras fueron inspiradas precisamente en la alfarería y en la tradición de las chinampas y la belleza de sus paisajes de esta tierra maravillosa que guarda tanta historia, tradición, tristezas, luchas y esperanzas,  luchas  que muchas fueron logradas, pero que aún no alcanzan que la esperanza de muchos sea cumplida.  

Que el ser y quehacer de los cronistas sea el de preservar, guardar la memoria de los pueblos y asimismo mantener viva la esperanza apoyando los esfuerzos para que poniendo nuestro granito de arena como cronistas,  todo mexicano logre algún día sobrevivir dignamente del fruto de su trabajo sin tener la necesidad de emigrar buscando una vida que aparentemente es mejor a un costo muy alto: El de no vivir en nuestro  
maravilloso suelo mexicano.    Felicidades a todos.   

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Modificado el ( viernes, 07 de noviembre de 2008 )
 
< Anterior   Siguiente >