Inicio arrow Crónicas arrow la religión de los Mayas, algunos aspectos

la religión de los Mayas, algunos aspectos PDF Imprimir E-Mail
escrito por Gloria Pinto   
lunes, 29 de septiembre de 2008
Desde estas impresionantes ruinas de la antigua cultura Maya de Palenque, les damos los cronistas chiapanecos, un afectuoso saludo a cada uno de ustedes y quisiera referirme a algunos aspectos de esta civilización maya que floreció en la antigüedad y dejó  estos bellos testimonios de su arquitectura y a través de los estudios exhaustivos efectuados por eminentes arqueólogos  llegan a nosotros el conocimiento de sus templos ceremoniales, sus reyes, sus costumbres, su religión, en fin de toda su cultura.

Me referiré únicamente  a algunos aspectos de su religión.

En el origen de muchas religiones se puede observar que tenían un sistema politeísta, es decir que creían en muchos dioses o deidades, y tenían especial predilección por aquellos dioses que representaban a la naturaleza y al cosmos: Agua, estrellas, luna, fuego, aire, muerte, etc.

Para los mayas el universo está constituido o dividido en tres grandes partes: El cielo, la tierra y el inframundo.

El cielo se divide en trece niveles representados por los dioses Ixchel (luna) Nohok Ek (Venus) el espacio terrestre esta representado por Itzamna el cual es adorado con la imagen de una serpiente emplumada de dos cabezas.

Itzamná es el supremo dios en la religión maya el cual simboliza la energía del cosmos al cual se le atribuye la vida de todo el universo.  

Tenían la concepción de que la tierra es una especie de plancha que flota sobre el agua y la representan como un enorme cocodrilo en cuyo dorso crece la vegetación.

El inframundo era dividido en 9 estratos en donde en el más tenebroso y profundo habita el dios de la muerte.  Se representaba a este dios como un cuerpo corrupto o en un esqueleto humano.  Concebían al hombre actual como el hombre perfecto hecho de maíz el cual ha pasado por varias vidas cósmicas efectuadas en diferentes épocas en las cuales el cosmos se autodestruye y se crea de nuevo pero con hombres cada vez mejores.

Esta conciencia de sentir de que eran la generación de hombres nuevos y perfectos, o ultima creación mejorada, les hacía partícipes y obligatorios de adorar a sus dioses venerándolos y alimentándolos lo cual tenían por derecho y misión llevar a cabo para que los dioses mantuviesen la vida del cosmos.

Esta alimentación a sus dioses la realizaban con ofrendas: incienso, (copal) flores, alimentos preparados y sobre todo alimentaban a sus dioses con el espíritu noble de hombres y animales ofrendando su corazón y su sangre.  Para ellos la sangre simbolizaba a la vida.





Para este último tipo de ofrenda, practicaban los sacrificios y auto sacrificios humanos los cuales eran realizados dentro de complejas ceremonias las cuales incluían_ decapitaciones, ahogamientos con la inmersión en los cenotes sagrados flechamientos, extracción del corazón.  Estas ceremonias incluían danzas, bailes, cantos, representaciones dramáticas, procesiones, etc.

Estas ceremonias se regían por un estricto ritual calendarizado el cual recorría todo el año y el cual era dirigido por sacerdotes o nobles quienes para efectuarlo ingerían diferentes bebidas alcohólicas elaboradas por ellos mismos las cuales eran consideradas sagradas y especialmente elaboradas para tal fin.

En especial los templos mayas fueron centros ceremoniales muy suntuosos,  para lo cual los mayas gustaban de sus estructuras dándoles una coloración muy blanca a la piedra.

 Para lograr esta tonalidad blanca, le efectuaban  un tratamiento a muy alto costo de la naturaleza., ya que para lograr la coloración blanca de las piedras tenían que hacerlo quemando las estructuras con leña verde ya que ésta calienta mas para lo cual tenían que cortar un aproximado de 4k cuadrados de vegetación la cual colocaban encima de las estructuras prendiéndoles fuego el cual mantenían por largo tiempo.

Este abuso de los recursos naturales se cree sea una de las causas por las cuales la cultura maya emigró o colapsó esto se nos refiere por los estudios realizados en muchas zonas arqueológicas mayas.

 En la Cuenca de El Mirador se ha logrado crear una fundación  que esta impulsando la reforestación de una zona bellísima en el país vecino de Guatemala el cual está dentro de una reserva  en donde se encuentran muchas ruinas testimonios de la cultura maya.  

El esfuerzo, el cariño el amor que pusieron los mayas para lograr estas estructuras increíbles, es necesario que nosotros las conservemos, no solo es el esfuerzo humano sino también el sacrificio de la naturaleza, demos a ellos su debido reconocimiento. Gracias   Gloria Pinto Mena..


Modificado el ( martes, 30 de septiembre de 2008 )
 
< Anterior   Siguiente >