Inicio arrow Crónicas arrow Recuerdos del Barrio de Santo Domingo

Recuerdos del Barrio de Santo Domingo PDF Imprimir E-Mail
escrito por Gloria Pinto   
miércoles, 14 de septiembre de 2005

LA ESCUELA
En la esquina que forman la Primera Poniente y la Segunda Norte se encontraba ya desde los años de 1899 la Presidencia Municipal que funcionó como tal hasta el año de 1942. Como dato histórico este predio fue originalmente del Doctor Juan C. Saldaña, en el que tenía un consultorio según dicen de tipo hipnótico (1902) y para edificar la Presidencia Municipal se le cambió por otra propiedad en donde después estuvo la Biblioteca del Estado (en la Calle Central Norte y Primera Norte).

 Este lugar fue testigo de grandes sucesos históricos, en el año de 1900 despachó como Presidente Municipal el Doctor Domingo Chanona quien ocupó la presidencia sin estar nombrado oficialmente. Fue hasta los años de 1915 que el Señor Noé Vázquez es nombrado oficialmente el primer Presidente Municipal de Tuxtla Gutiérrez. Este edificio siguió albergando a la Presidencia Municipal, fungiendo los siguientes señores como presidentes municipales: el Doctor José Ponciano Burguete, Ingeniero Manuel Paz Contreras, Señor Enoch Araujo, Licenciado Luis Raquel Cal y Mayor, Licenciado José María Trujillo, Licenciado Alvaro Cancino, Señor Mario Culebro, General César A. Lara, Señor Luis Cuesy, Doctor Samuel León Brindis, Ingeniero Eduardo Sánchez Chanona, Señor Abrahan Gamboa, Señor Isabel Calvo, Señor Jesús Martínez, Capitán Gustavo López Gutiérrez, Señor Celso Selvas, Señor Jesús Gamboa, Señor Salvador Morales y el último que despachó en este edificio fue el Señor Fidel Martínez en 1942.

 Más adelante después de funcionar este lugar como Presidencia Muncipal, fue la Escuela Angel Albino Corzo la que se ubicó en este histórico lugar de nuestro barrio de Santo Domingo. Como Escuela de Educación Primaria, que se inauguró el 11 de septiembre de 1942.

 Yo recuerdo que esta escuela tenía al frente dos pinos grandes y un asta de bandera, en donde todos los lunes hacíamos los honores al lábaro patrio.  Para estas fechas ya se había abierto la calle que pasaba enfrente precisamente del parque, hasta la Primera Norte, pues antes todo este "espacio" estaba unido como atrio de la Iglesia de Santo Domingo.

 Nos refiere una señora, (niña de aquellos tiempos), que la escuela tenía la costumbre de hacer estos honores a la bandera no sólo los lunes como decimos en renglones anteriores, sino que en toda fecha conmemorativa a algún héroe nacional o festejos varios, así que había que levantarse muy temprano para


 izar la bandera en punto de las 6 de la mañana. Como eran muy chicos los de 5º. año, como de 10 años, se fue corriendo y cuando ya estaban en  la  ceremonia  empezó  a  darse  cuenta  que  sus  compañeritos se estaban riendo, porque ella, en su rapidez y sueño seguramente, se había puesto el vestido al revés. Ni modo, se sufre desde chiquitos. Dice que le dio mucha pena pero hoy lo recuerda con mucha risa.

Más adelante en este lugar en donde estuvo la escuela, se ubicó la Escuela de Policía, Escuela de Música, anexo del PRI, Casa de la Cultura "Jaime Sabines"  Actualmente este lugar lo ocupa la Casa de la Cultura de Tuxtla.

Hay tantos recuerdos de la "Escuela Albino" como cariñosamente le decíamos. Es de hacer notar aquellos nuestros queridos maestros que impartían las clases como la Profesora Leila Velázquez, hija del reconocido Maestro don Gilberto Velázquez que nos daba el primer año, con qué ternura nos hablaba, así mismo la Profesora Chelito Pereda y qué decir de la Maestra Martha Rodríguez en el tercero y la que también se lleva nuestra simpatía por la forma de dar las clases era la Profesora Toya de Sandoval que daba la clase de historia con muñequitos que dibujaba en el pizarrón  y de esa forma le entendíamos muy bien, como si fuese un cuento. 

Lo mismo la Profesora María Luisa Sánchez de Araujo muy dedicada, invitaba a los niños a su casa a realizar sus trabajos manuales. La directora en ese tiempo era la Profesora Chelito de la Cruz. Me gustaba todo lo de la escuela y cuando nos portábamos mal nos mandaban a la dirección y resulta que nos la pasábamos muy bien pues el Maestro Manuel Montoya (director después de la Maestra Chelito) nos daba muchos libros para que nos pusiéramos a leer; en lo particular a mí me gustaba mucho leer y el Profesor Montoya nos decía: "Lea en voz alta"  y así no "hacíamos trampa".

  Todo se festejaba: el "día del Soldado" íbamos a cantarles las mañanitas al ejército de la 31 zona militar que se encontraba en aquellos tiempos cercano a la Escuela Prevocacional, donde hoy es el Centro Cultural Jaime Sabines. Era muy bonita nuestra participación de niños de primaria, levantándonos muy temprano.

La "Escuela Albino" nos trae muchos recuerdos como aquél de l951, en el cual la alumna Lila Pinto llevó a la Escuela el Primer lugar del Concurso Estatal de declamación, era una emoción muy grande pues a su hermana le tocó "tomarle" las poesías para ver si ya se las había aprendido y terminó también aprendiéndose las declamaciones. 

Primero fue el concurso interprimario que se llevó a cabo en la Biblioteca Pública que se encontraba en aquel entonces frente al Parque Central, a un costado del Cine Alameda. Estábamos todos nerviosos, yo asistí a este concurso y no sabíamos como "implorar" la ayuda sobrenatural que se hacía presente la necesidad, pues no sabíamos mucho de los rezos y una de las compañeras nos dijo: "hagan muchos nudos en sus bandas de sus vestidos (en ese tiempo todos nuestros vestidos tenían una femenina banda que se apretaba un poco a la cintura del mismo material u otro color del vestido terminando en un "moño") diciendo "San Bonifato, San Bonifato, si no gana Lila no te desato" y así haciendo nudos y "amenazando" a aquel santo llegó el final del concurso y ganamos. Como dijo la mosca "ganamos", porque era nuestra escuela.

 Luego se realizó el concurso estatal que se llevó a cabo en el Teatro Francisco I. Madero. Ganó el concurso la representante de Tuxtla, Lila Pinto con las poesías: Reír llorando,  Los motivos del Lobo, La Guaja, México creo en ti, Canto a Chiapas y La guerra civil.

 En la Administración del Gobernador Francisco J. Grajales se inauguró el Teatro al Aire Libre "Bonampak" y muchos recordamos el Ballet "Bonampak con el que fue inaugurado (todo un espectáculo de belleza y arte). Era un lugar que nos parecía muy agradable y en una ocasión le tocó a la "escuela Albino" presentar el Vals Danubio Azul, era una belleza y nos sentíamos encantadas. Unos vestidos muy bonitos y muy "hampones". De las personas que participaron recordamos a: Magda Castañón, Lila y Gloria Pinto, Mely Serrano, Chayito Arzate, y muchas más que se nos van de la memoria. Al acompañamiento al piano, el Maestro Jesús Jiménez integrante del famoso cuartero de los hermanos Gómez, que era nuestro maestro de música.

 El Profesor Romeo C. Zebadúa nos daba deportes, luego fue el maestro Mingo Maza (también vecino del barrio) con las tablas "calistécnicas" que nos llenaban de gusto. Se realizaba como una "competencia", a ver que tabla era la más bonita, la que en muchas ocasiones se llevaban a cabo en la explanada enfrente del Monumento a la Bandera, en el lugar que hoy ocupa el Parque Morelos.


Modificado el ( jueves, 06 de octubre de 2005 )
 
< Anterior   Siguiente >